“The Gift”: ¡El suspenso vive!

Hace algunas semanas un título cinematográfico llamó mi atención. Una película llamada “The Gift” comenzó a repetirse entre comentarios y valoraciones de usuarios que sigo en las redes, usuarios con un criterio más o menos confiable en el ámbito del cine. Por supuesto, la curiosidad me llevó a ver el tráiler y aunque no me pareció nada innovador, no pude ignorar el 92% que le otorgó la crítica en el portal Rotten Tomatoes (los que lo conocen, sabrán que aunque las críticas son siempre subjetivas es una buena guía para saber a qué atenerse al momento de ir al cine).

Así que con este precedente y unas expectativas bien altas vi la película, que narra la historia de un matrimonio acomodado formado por Simon (Jason Bateman) y Robyn (Rebecca Hall), quienes se mudan de Chicago a California buscando empezar una nueva vida. Lamentablemente, todo se complica cuando Simon se encuentra con un “amigo” del pasado, Gordon “Gordo” Mosley (Joel Edgerton), quien comienza a enviarles regalos y actúa de una forma muy extraña.

Sabiendo esto, se imaginarán que desde los primeros minutos del film todas las cartas parecen estar puestas sobre la mesa: el matrimonio que pasa por un momento difícil y busca empezar de cero, más el extraño que viene a enredarlo todo. Sin embargo, “The Gift” va mucho más allá, presentando personajes con múltiples matices que terminan siendo muchísimo más complejos de lo que parecen en el primer acto.

Aquí, la víctima se convierte en victimario y viceversa, ofreciendo un giro refrescante y presentando un thriller psicológico con todas sus letras. De esos que no necesitan una banda sonora rimbombante o artilugios sangrientos para generar tensión, sino que por el contrario, se valen de la cotidianidad para crear un ambiente de incertidumbre que te mantiene al borde del asiento durante todo el metraje.

El éxito de esta propuesta recae en tres cosas: el guión, la dirección y las actuaciones. La eficacia de las dos primeras, hay que atribuírselas a Joel Edgerton (sí, el mismo Gordo), quien hace su debut tras las cámaras con una soltura que realmente promete. A esto, hay que sumarle la excelente interpretación del trío protagonista, Rebecca Hall transpira miedo y es prácticamente imposible que el espectador no se contagie, Jason Bateman nos muestra una cara que no conocemos y se sale de la comedia con bastante efectividad, mientras que Edgerton convierte a Gordo en un personaje inquietante, enigmático, el cual lleva a cabo su venganza valiéndose del arma más peligrosa de todas: el terror psicológico.

En “The Gift”, la violencia física pasa a un segundo plano y le abre la puerta al suspenso del bueno, ese que sin duda, vale la pena ver más de una vez.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s