The Kids Are All Right

“The Kids Are All Right” es una película independiente dirigida por Lisa Cholodenko y protagonizada por Annette Bening y Julianne Moore, acompañadas por Mark Ruffalo, Mia Wasikowska y Josh Hutcherson. Esta comedia dramática cuenta de forma muy original la historia de una familia, que sin ser convencional, refleja en detalle los tropiezos de la convivencia de cualquier grupo familiar.

“The Kids Are All Right” viene a demostrar una vez más que muchas veces “menos es más”. Y es que en esta película hay menos efectos especiales y un menor despliegue técnico, pero en contraparte, hay más y mejor trama y actuaciones superiores a muchas de las presentes en las súper producciones del Hollywood actual.

El guión, co-escrito por la directora Lisa Cholodenko, trae un argumento ya conocido: el drama familiar. Sin embargo se le da un giro a este estándar, y se deja a un lado el estereotipo de la familia americana y en su lugar, se da paso a una familia “moderna”, pero igualmente humana e interesante. En este caso, el hogar está conformado por dos madres lesbianas, Nic (Annette Bening) y Jules (Julianne Moore), y dos hijos, producto del embarazo de cada una de ellas, quienes utilizaron el mismo donante de esperma para concebir.

El conflicto arranca cuando el hijo menor Laser (Josh Hutcherson) convence a su hermana Joni (Mia Wasikowska), de buscar a su padre biológico Paul (Mark Ruffalo), quien llega como una figura paterna y termina por entorpecer la relación matrimonial de las protagonistas. Así, se presenta un triángulo amoroso nada convencional, dentro de un núcleo familiar no estereotipado y sin embargo, la historia es capaz de atrapar a cualquiera y más aún de que se sienta identificado, ya que refleja que los problemas de una pareja homosexual son los mismos que los de una de heterosexuales.

Además de original, este es un guión capaz de presentar de forma equilibrada el drama de la vida de los personajes. Por supuesto, el mismo se sustenta en la interpretación de cada uno de los miembros del reparto. Da gusto ver cómo la historia fluye a través de caracterizaciones sencillas, sin pretensiones, pero capaces de tocar la sensibilidad y de crear una auténtica empatía.

Annette Bening (“Belleza americana”, 1999), lleva las riendas del relato al representar a una madre y esposa controladora, en extremo perfeccionista, capaz de asfixiar a los demás miembros de la familia con su autoridad. Sin embargo, y dadas las circunstancias, el personaje cede, se desarma ante la audiencia y ante el resto de los personajes, lo que le da la oportunidad a Bening de demostrar lo que sabe hacer, una interpretación realista, sin caer en clichés, sin necesidad de exageraciones, simplemente regia. Julianne Moore (“Las horas”, 2002), desarrolla la contraparte, mucho menos dominante con los hijos, dulce, sumisa y hasta inmadura, y con una inseguridad que la lleva a cometer errores. Todo representado con exquisita naturalidad y sencillez.

Por su parte, Mia Wasikowska (“Alice in Wonderland”, 2010) y Josh Hutcherson (“Viaje al centro de la tierra”, 2008), encajan bien en sus respectivos papeles, y aportan a la historia el conflicto propio de unos hijos adolescentes. Por último, Mark Ruffalo (“La isla siniestra”, 2010) representa al donante de esperma, padre de los jóvenes, quien conquista a todos y termina por desencadenar un conflicto familiar. La interpretación de Ruffalo es igualmente espontánea, lo que crea un personaje que irrumpe con encanto y es capaz de cautivar a la audiencia.

Otros aspectos como la fotografía y el arte, así como el montaje y la musicalización, son bastante aceptables, o por lo menos lo suficientemente adecuados como para no causar ruido y no interferir con el desarrollo de la historia.

En fin, “The Kids Are All Right” es una película fresca, interesante y emotiva, que ofrece actuaciones memorables y por si fuera poco, le da la oportunidad al espectador de reflexionar sobre la complejidad de las relaciones humanas, eso sí, de una forma entretenida y muy amena. Una forma de cine recomendada para los que aprecian el valor de una historia, sin la suntuosidad innecesaria de otras producciones.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s