La gloria de los bastardos

La segunda guerra mundial es, sin discusión, uno de los argumentos más utilizados en el cine. Esto se debe, en parte, a la emotividad que este suceso despierta en el espectador. Se trata de un hecho histórico de magnitud inconmensurable, que además, ayuda a tocar la sensibilidad del público, al acercarlo a una situación que se asume real.

Partiendo de este supuesto, son incontables las películas que narran episodios llenos de tonalidades, que van de la crueldad a la bondad, del sufrimiento al agradecimiento. Por el contrario, Quentin Tarantino presenta una historia en la que los hechos reales son deliberadamente manipulados para crear un desenlace ficticio, cargado de la ironía y la violencia que lo caracterizan.

Todo el film lleva la marca propia de este cineasta de culto, yendo desde el guión, hasta el estilo en la dirección, la fotografía y la música.

“Inglorius Basterds” es una película de ficción que presenta abiertamente la visión personal de este conocido director y guionista. Así la trama se sustenta, como en todas sus obras, en la fuerza de los diálogos y las situaciones de extrema violencia. Además, en este caso, agrega el uso cuidadoso y atinado del alemán, francés, inglés e italiano para contextualizar cada situación, de forma mucho más verídica que la mayoría de las películas referentes a la segunda guerra mundial en las que se habla únicamente en inglés.

Por otra parte, cabe decir que la selección del reparto y la dirección actoral es totalmente acertada. Prueba de este logro es que Cristoph Waltz fue reconocido por su impecable actuación como el coronel Hans Landa al recibir varios premios importantes, entre estos el Óscar al mejor actor de reparto, único premio que le concedió la academia a la película.

El creador de “Pulp Fiction”, logra una vez más, combinar con irreverencia elementos que dan como resultado una pieza, criticada por muchos y catalogada como una obra de arte por otros. Sin embargo, hay una cosa cierta y es que Quentin Tarantino, cuyo trabajo como director no ha sido reconocido aún con un Óscar, da nuevamente de qué hablar y así, de una forma u otra, Tarantino y sus bastardos se llenan de gloria.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s